19 d’agost 2013

Fragment de VICTUS

“He aquí nuestro peor defecto. No saber lo que queríamos, más allá de solazarnos en el reducto de lo pequeño. Esto no, aquello tampoco. Ni Francia ni España, pero incapaces de construir un edificio político propio. Ni resignados a nuestro destino ni dispuesto a cambiarlo. Atrapados entre las mandíbulas lentas de Francia y de España, nos conformábamos con capear el temporal. Nuestras clases dirigentes eran el colmo de la indecisión crónica, siempre a medio camino entre el servilismo y la resistencia. ¿Qué causa más melancolía, el podríamos haber sido o el no deberíamos haberlo intentado? Nosotros sufrimos de las dos amarguras. El problema de los catalanes es que nunca supieron qué deseaban, y al mismo tiempo lo deseaban intensamente.”
.
VICTUS, d'Albert Sánchez Piñol. El 13 de setembre al Club de Lectura de Tortosa.

2 comentaris:

Anònim ha dit...

Sembla que no hagi passat el temps!

Màrius Domingo de Pedro ha dit...

Després de molts anys i encara més morts, seguim al mateix lloc. A veure si ens en sortim d'un cop sense caure en els mateixos errors.
Per cert, grandíssima novel·la!